Hacer la maleta, tarea complicada

vitrine_06
Como algunos sabéis, parto otra vez para tierras alicantinas el viernes próximo, para visitar durante 3 días a mi chica. ¿Y qué supone eso, señoras y señores? Hacer la maleta.

Tal vez hable un poco por mi misma cuando digo que me emociona esto de preparar viajes y todo lo que conlleva: elegir ropa, preparar actividades, etc.. ¡¡Pero hacer la maleta!! Soy un caos. Así que, ¿qué llevarse cuando viajas? Después de más de un año para arriba y para abajo, ya sé qué llevar, qué no y qué es imprescindible que no se olvide.

No soy nada fan de viajar en bus, para nada – es incómodo, frío, y hace que me maree-. Dicho esto, ojalá pudiese coger un bus cada día si significase que puedo ver a mi preciosa novia más a menudo, así que lo de estar casi 3h en un autobús siempre vale la pena. Esta es mi lista de imprescindibles:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Móvil + cargador
Como bien sabemos todos, el móvil se ha convertido en una extensión de nosotros. No nos separamos de él, nos agobiamos si no tenemos cobertura o Whatsapp se cuelga y no corremos a enchufarlo a la corriente hasta que no está al 3% de batería. Y si en el día a día ya nos es básico, imaginaos en un viaje de casi 3 HORAS sin nadie con quien hablar. Es una herramienta muy útil para escuchar música, actualizar redes sociales y navegar por internet, aprovechando los puntos gratuitos de WiFi que cada vez existen, o ver películas, durante el viaje, además de para estar en contactos con los nuestros al segundo. Yo, por ejemplo, soy muy de “No sin mi smartphone..”

Auriculares y buena música
Complemento super-mega-ultra imprescindible si no quieres aburrirte como una ostra. Siempre son un buen complemento para cualquier persona en cualquier situación. Elegir buena música, para hacer más llevadero el viaje, películas, series o juegos, y todo sin molestar a quien viaja a tu lado.

Cartera+ DNI + Pasaporte
Es obvio que no tengo que explicar esto, pero llévalo.. por experiencia, no es bonito darte cuenta de que no llevas documentación, dinero, o cualquier tarjeta por cualquier cuestión. Pero dependiendo de donde nos dirijamos, siempre es recomendable no despegarnos de ello, y menos de la cartera.

Libro
Pese a que yo no soy muy lectora y los viajes en autobús no son mi fuerte, nunca viene mal llevar un libro encima, por si todo lo demás falla. Es un buen compañero para los viajes largos y el gran creador de sueños. Siempre puedes sumergirte en un mundo paralelo y distraerte del recorrido.

Bebida + snaks
Ya sea un viaje de una, tres o incluso doce horas, jamás está de más llevar un botellín de agua para hidratarse, ya conduzcas tú, otra persona, o como yo, vayas en transporte nacional/internacional, y mucho menos, algún tipo de aperitivo para calmar las ansias e ir con el estómago lleno.

Gafas + gafas de sol
Es obvio que aquellos que necesitamos gafas de vista, no podemos separarnos de ellas. Así que, nunca está mal añadir unas gafas de sol. ¿Por qué? Muy fácil. Hay que saber ponerse en el lado del autobús donde NO da el sol, ya que si por alguna casualidad, te toca en el lado de los horrores, tienes dos opciones: O te pones las gafas de sol y palias un poco la luz del sol, o te quedas ciega durante todo el viaje.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s