Esa gran amiga llamada distancia

ff

Como muchos y muchas sabréis, Alba y yo estamos en  una relación a distancia. Y muchos y muchas pensaréis que no es a distancia. Puede que no sea a larga distancia, pero no nos podemos ver todos los días porque no vivimos en un pueblos que estén cerca. Así que sí, estamos en una relación a distancia como el 90% de parejas de lesbianas que conozco. Yo no sé que manía tenemos con este tipo de relaciones, pero menudo cliché que hemos creado, majas.

La primera vez que me despedí de Alba, hace más de un año, para volver a mi pueblo, para volver a la realidad, sentí que me estaba despidiendo de mi mitad. La verdad es que las primeras despedidas siempre han sido las peores, y las más dolorosas, por así decirlo. Pero conforme pasaba el tiempo, nos dimos cuenta de que era algo con lo que íbamos a tener que convivir durante un periodo, por lo que nos propusimos no hacerlo más difícil de lo que ya era. Pero, ¿sabéis que? Hay ciertos aspectos positivos que podemos encontrar en este tipo de relaciones:

1. La opción de visitar ciudades nuevas. Ya sea en el mismo país o diferentes países, siempre es una buena manera de aprender sobre diferentes culturas.

2. El revoloteo de esas mariposas cada vez que hay un reencuentro, es inigualable.

3. Estar en una relación a distancia, por lo común, hace el amor entre esas dos personas más fuerte, la confianza es enorme y por lo general, siempre se está seguro o segura de que la otra persona te quiere, porque de lo contrario no se embarcaría en una relación de este tipo.

4. Te hace conocer tus límites y conocerte a ti mism@. Te hace madurar, de alguna manera. Valorar lo que tienes y por lo que ‘luchas’ cada día.

Pero claro, por otro lado –como todas las cosas de esta vida–, también tienen sus aspectos negativos:

1. Echarse de menos es peor que estar en el infierno, y respecto a eso, no se puede hacer nada. Bueno, ese nada se puede suplir con llamadas, vídeollamadas en Skype, correos… Pero no suple los besos y abrazos.

2. Te pierdes esas pequeñas cosas que se suelen realizar en pareja, como ver películas, ir de compras…

3.  A veces es un poco caro viajar hasta el lugar donde se encuentra tu pareja, por motivos geográficos y porque las compañías de transporte no lo ponen nada fácil.

4. Las peleas. Las peleas vía Skype o vía Whatsapp –ya sean grandes o pequeñas–, son horribles. La distancia solo empeora la situación ya que un abrazo a tiempo, resuelve muy rápidamente la situación.

Quizá penséis que no tiene fin esa situación, porque hay días que son muy duros y a todos y todas nos ha pasado alguna vez. Pero creedme cuando os digo que algún día todo eso se acabará. Se acabará el ir y el venir. El hacer y deshacer maletas. Puede que sea más temprano o más tarde. Pero algún día, tan solo tendréis que girar la cabeza al despertaros para daros cuenta de que todos los aspectos negativos que tenía vuestra relación a distancia se han esfumado, para dar a paso a miles de momentos buenos en los que no os tendréis que separar para nada.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s