Matrimonio igualitario

IMG_9411

Holanda, en septiembre del 2000, fue el primer país en aprobar el matrimonio homosexual, que entró en vigor el 1 de mayo de 2001. 4 años después de que el país pionero en la aprobación del matrimonio igualitario, llegaría la misma Ley a España. El 3 de julio de 2005. A día de hoy, tan solo 16 países del mundo, ya que el día 4 de este mismo mes Escocia se ha sumado a esta lista, aprueban el matrimonio igualitario: Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Dinamarca, España, Escocia, Francia, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Paises Bajos, Portugal, Sudáfrica, Suecia y Uruguay. Además, también se puede incluir en esta lista a 19 estados de EE.UU. Y ahora me hago yo una pregunta, ¿por qué se debe “legalizar” un acto de amor?

Desde 2005 y hasta 2012, en España se han casado 22.124 parejas homosexuales, siendo 2006 el año que más matrimonios hubieron, 4.313. En cambio, no sabemos cuantos matrimonios heterosexuales se han producido a lo largo de los años. Ahí está la gran diferencia. Existen datos para todo lo relacionado con los homosexuales y su vida, pero no existen datos para aquello que se ve con normalidad dentro de la heterosexualidad.

post matrimonio

Esta foto es un claro ejemplo de ello. Con tan solo un vistazo, podemos darnos cuenta de las leyes que “aceptan” la homosexualidad en sus países. Como si una ley me pudiera prohibir a quien amar y con quien vivir mi vida. Pero por desgracia, a día de hoy siguen habiendo más países que condenan la homosexualidad, ya que, a pesar de que varios estados de Estados Unidos tienen leyes específicas para el colectivo, sigue siento un solo país. En total en el mundo, hay 194 países, y tan solo 16 de ellos aprueban el matrimonio como tal entre homosexuales. El resto en los que la homosexualidad es legal, solo se producen uniones civiles, que a los ojos de mucha gente, tiene el mismo significado que matrimonio, pero no es así. La unión civil ha sido creada en muchos países –siendo los precursores ciertos estados de EE.UU– para dar respuesta a la demanda del colectivo LGTB, pero obviamente, no tiene el mismo valor que un matrimonio, ya que la unión civil carece de ciertas protecciones legales y beneficios que el matrimonio si que posee. Es obvio que esta alternativa tiene más apoyos que el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Cuando alguien me pregunta si tengo pensado casarme con mi pareja, siempre respondo lo mismo. ¿Tú tienes pensado casarte o estar al lado de la persona que quieres, toda la vida?.
El problema es que los heterosexuales no tienen una ley que apruebe su matrimonio, viene por defecto impuesta en la sociedad.

Por último, y como conclusión a esta entrada, os dejo con un vídeo. Es un spot sobre el matrimonio igualitario en Australia, país en el que durante años han luchado por conseguir que el matrimonio homosexual sea legal, pero solo se ha conseguido que se permitan uniones civiles entre personas del mismo sexo. Creo que este vídeo es una buena reflexión, y estoy segura de que muchos de vosotros y de vosotras, os sentiréis más que identificados con él. Solo una cosa más, querer vivir la vida junto a una persona de mi mismo sexo, no hace que no puedas vivirla igual que las personas heterosexuales.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s