“No soy homófobo, tengo un amigo gay”

Tras los acontecimientos homófobos ocurridos en Sochi, en los JJ.OO de Invierno en Rusia, y aprovechando que hoy es el Día contra la LGTBfobia en el deporte, donde os animamos a twittear con el hashtag #DeporteSinArmarios, os traemos un tema relacionado con la homofobia. Queremos añadir que a día de hoy, son muchos los deportistas y las deportistas que están dejando de lado todo su miedo y están empezando a vivir su vida sin importarles el qué dirán. Este miedo era debido al temor a las posibles repercusiones que su orientación sexual pudiera tener en su carrera y en su vida. Así que desde aquí, mandamos todo nuestro apoyo para que amar sea igual de libre que vivir.
contra_la_homofobia
Seguro que alguna vez habéis escuchado algo de esto: “Yo no soy homófobo, veo series donde salen gays” también eso de: “No tengo nada en contra del colectivo homosexual, estamos en la era de la aceptación social”. Pero lo cierto es que hay una frase que supera a estas dos anteriores. La mejor excusa, la número uno, que alguien usa para justificar su homofobia y que todos deberíamos odiar, es esa que seguro que estáis pensando todos y todas en este mismo momento. Exacto: “No soy homófobo, tengo un amigo gay”.

Así que, mi pregunta es: ¿Quién es este chico/chica gay que se va haciendo amig@ de todos estos homófobos? Personalmente, me gustaría conocerle, aunque no más que al Ratón Perez o a Papá Noel. Con todo esto, me refiero a que es muy poco probable que exista. No hay tal amigo gay. No lo hay porque creo que es nada lógico entrar en la boca del lobo. Es decir, no tiene sentido ser amigo de alguien que nos tiene repulsión y nos exterminaría de la faz de La Tierra. Suena duro, pero los homófobos son así, y no hay más vuelta de hoja.

¿Por qué? Os preguntaréis. Si alguien es tú amigo, vuestra relación siempre estará basada en el entendimiento mutuo y respeto, y nunca le despreciarás, en este caso, por su orientación sexual, como he citado en el anterior párrafo. En vez de ser parte del problema, sería una gran solución que esa gente dejase de utilizar lo de ‘tengo un amigo gay’ como excusa a su ignorancia. Además, mucha de la gente que se define como heterosexual pero se siente atraída por las personas de su mismo sexo, tienen miedo de los homosexuales creándoles conflictos interiores. Así empieza la homofobia. Así el rechazo, el miedo y la aversión a la homosexualidad crece entre los que tienen deseos reprimidos por personas de su mismo sexo llegando a generar homofobia.

Me gustaría hacer una puntualización. Me encantaría que dentro de 300 años, los niños que estudien Historia se pregunten por qué antes las mujeres necesitaban el consentimiento de su marido para casi todo, por qué se cuestionaba el matrimonio entre una persona de color y una blanca o por qué se castigaba con pena de muerte el matrimonio o el hecho de ser homosexual. Que se pregunten por qué se castigaba el amor.

Gracias.

Anuncios

5 comentarios en ““No soy homófobo, tengo un amigo gay”

  1. Al hilo de esta estupenda reflexión y del anterior comentario, yo diría, No soy heterofobo tengo muchos amigos heteros, y es cierto y me siento muy orgulloso de ellos

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s