Diario de una maestra: 23.Febrero

Hoy quiero compartir con todos vosotros y todas vosotras, varias cosas. Por una parte, porque me han parecido muy interesantes y quizá, os puedan gustar. Pero por otra parte, porque son parte de mi día a día con estos pequeñajos que, a veces, tienen más ganas que cualquier adulto de aprender y de ser felices.

niña-palito-clase1

En primer lugar, quería que pudierais leer algunas de las frases que a lo largo de estos días en el colegio, los niños y las niñas me han dicho. Aquí va un recopilatorio de las más ingeniosas a la par que graciosas y divertidas. Os digo que son dignas de comentar y de no olvidar.

Frase 1

-Seño, cuando vayamos a la clase de 5 años, ¿cómo vamos a meter el castillo por la puerta?

+¿Tú crees que va a durar tanto tiempo?

-Pues es verdad, tienes razón seño.

Frase 2

-Seño, dame sed –coge la jarrita del agua–.

+¿Sed? ¿De verdad quieres que te dé sed?

– No. Agua. Quiero agua, seño. Yo no te he dicho que quiera sed. –Mi cara en ese momento es un verdadero poema–.

Frase 3

-Seño, como lo he hecho mal, voy a castigarme. –Se va a sentarse solo en la alfombra.

–Vuelve al rato–. – Seño, que ya lo he pensado.

+¿Y qué has pensado?

– Pues que no tengo que pegar y no lo voy a volver a hacer. Así que ya puedo levantarme el castigo.

Frase 4

+Acuérdate de que te tienes que poner el babi, pero antes mira que las mangas estén del derecho.

-Claro seño, no van a estar del izquierdo.

Frase 5  

-Seño, me he hecho daño en la rodilla.

+A ver… Creo que vamos a tener que cortarte la pierna.

–Le dice una compañera al oído– * No te preocupes, está de broma.

En segundo lugar, quiero enseñaros lo bien que nos los pasamos tres de las alumnas de clase y yo una de las tardes que dedicamos al juego libre en el aula.

20140212_164428-horz

Normalmente me suelo sentar con los alumnos o alumnas que sé que son más alborotadores, pero esa tarde estaban tranquilos y me senté en el rincón de la plastilina. Hicimos miles de cosas: caras, casas, gafas, móviles, comida… Pero lo que más me llamó la atención fueron estas pulseras que cada una se hicieron. Quizá penséis que es algo muy simple, pero dentro de la dificultad que les supone apretar los dos extremos de la plastilina para unirlos en su muñeca, consiguieron que me sorprendiera. En parte por la idea que tuvieron por las tres, y en parte por el dibujo que le hicieron en medio con un rodillo con esa forma. Simplemente, son geniales.

En tercer y último lugar, compartir la gran satisfacción y alegría que tengo por el progreso del alumnado en el aula. En concreto, de dos todos ellos y ellas. Me llega de orgullo –y satisfacción ver como avanzan y son capaces de subir un escaloncito más en su camino diario. Por una parte, un alumno el cual siempre tenemos su nombre en la boca, ha aprendido a leer. Además de esto, es capaz de estarse quieto durante la asamblea y cada vez que puede, viene a darme un beso y un abrazo. ¿Es para estar orgullosa o no? Y por otra parte, una alumna que tiene cierto retraso en el lenguaje, ya es capaz de decir algunas palabras bien y sin ayuda. Si le vierais la cara de felicidad, os entrarían ganas de llorar. De verdad os lo digo, es una de las cosas más bonitas de esta profesión.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s