Diario de una maestra: 14.Marzo

¡Hola a todos nuestros lectores!

No sé si os acordaréis de ellos, pero hace más o menos un mes, escribí un post en el que os contaba la primera parte de una de las actividades que más me han gustado de los tres prácticums que he hecho en el colegio: nuestro castillo. Pues bien, el proyecto ha estado un tiempo parado porque tenían que decir de que color lo querían pintar, y bueno, para que se pongan de acuerdo 25 niños y niñas, hay que tener paciencia. A este hecho, hay que sumarle que hace poco fue La Jira y tuvimos un gran puente. Bueno, más bien acueducto.  Así que aquí estoy con la PARTE 2 de esta gran actividad que tanto furor está causando en el colegio entero.

Pues bien, en la primera parte, nos quedamos en la colocación de los tetrabricks y del papel de periódico con el mejunge Art Attack. Así que teníamos que terminar de colocar los tetrabricks para hacer la entrada al castillo y recubrir tooooodo el castillo con papel de periódico. La verdad es que era como una terapia para los peques, aunque a veces se peleaban para poder pegar el papel e incluso decían alguna que otra mentirijilla diciendo que todavía no había ido a pegarlo. Pero bueno, al final todos y todas participaron y estaban más que contentos, y sobre todo, deseando pintarlo.

20140206_164250-horz

Pues después de que se secara el papel de periódico, tenían que darle la primera capa de pintura blanca para que no se vieran las letras, porque ellos son muy perfeccionistas aunque parezca que no. Y a penas tardaron 3 días en pintarlo todo de blanco, tanto por dentro como por fuera, porque pintar con rodillo es una de sus pasiones. Y ya que estamos, una de las mías. El hecho de que estén tan tranquilitos y tranquilitas, hace que yo me relaje y sea capaz de “controlarlos” aunque sea unos minutos. Aquí tenéis el resultado de como quedó tras haber pintado la primera capa de pintura.

cats20140224_115147-horz

Y bueno, luego venía lo difícil: decidir de que color lo querían. Tardaron lo suyo en decidirse, por eso no avanzábamos terminando el castillo. Pero al fin decidieron color, el color piedra. Pero bueno, como estaréis viendo en las imágenes, esto de color piedra tiene más bien poco. Pero son niños y lo que digan va a misa, aunque no se corresponda con la realidad. Pues bueno, para hacer ese color hemos usado así como…. 15 botes de pintura de color naranja, amarillo y rojo. Y encima, ellos que son de lo más perfeccionistas del mundo, se daban cuenta de que cada que hacíamos la mezcla, el color cambiaba un poco. Y teníamos que volver a empezar para que quedara lo más parecido al primer color que hicimos. Aquí tenéis el resultado de unos cuantos días de trabajo, con el castillo por fin acabado, con los pendones colocados, y por supuesto, con el foso que también pintaron ellos y ellas.

20140306_101345-horz

20140312_172717-horz

Por último, decir que hoy ya he acabado todas mis prácticas en el colegio y que no puedo estar más triste. Pero me quedo con esas 25 sonrisas que cada día me han dedicado y que siempre estarán guardadas en mi corazón.

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s