Fallas 2014 (Marzo): PARTE 2

Siguiendo con la entrada que publicamos hace unos días donde Patri os contaba su pequeño resumen de Fallas, ahora me toca a mi continuar. Para mi estas fallas han sido especiales a su manera, me lo he pasado genial, y  además las he pasado con quien más quiero, a mis amigos del alma y con ella. Así que, sigamos con Marzo…

Levantarse prontito tras una noche de fiesta, habiéndote acostado cerca de las 4 am, no es lo más llamativo, la verdad. Pero como Patri es de las que dice medio en broma “Mañana podríamos desayunar…”, pues el marte 18 me hice la idea, me levanté sigilosamente y me fui a comprar unos buñuelos recién hechos para desayunar. Menuda sorpresa se llevó al verme entrar por la puerta con ellos. ¡Vasito de leche y arriba!

BjAQ-4RIcAAwZiEPreparar la comida siempre suele ser algo simple, pero está claro que teniendo a Patri en casa, no puede serlo. ¿Por contar algo? Sé que va a matarme pero vivimos una de las situaciones más subrealistas juntas. Preparamos un platito de sopa y Pat es una persona a la que le gusta la comida bien sabrosa. HASTA AHI TODO NORMAL. Pues bien, resulta que el salero en mi casa está roto… No sé si os vais haciendo una idea. Cogió el salero, y se fue al salón a echarse una pizquita en el caldo, cuando de repente, oigo un: “Cariño!! Ven, corre!!”. Cuando me asomé al salón había ‘Sal con un poco de fideos’. Sí, se había echado todo el salero en el plato.

Esa misma tarde tocaba reponer fuerzas. Lo que nos esperaba esa noche era apoteosico. Ciertamente, lo que probablemente habéis visto en el vídeo blog que hemos preparado, muestra mas bien poco. Hacia las 19h nos pusimos rumbo a Valencia. Como buen fallero, ir al barrio de Ruzafa a ver su maravillosa iluminación de calles, es tradición. De camino, y sin buscarlo, nos encontramos con una de las Fallas que más ilusión me ha hecho visitar. La falla Noscarmientas, ganadora del premio ArcoIris de la asociación LAMBDA, premio que se entrega a aquellas fallas que, dentro del ingenio y la crítica, mejor reflejen la diversidad sexual, de género y familiar

IMG_20140318_211600-horz

Tras buscar durante 20′ un sitio para cenar y ver la cola interminable de varios de los locales que teníamos en mente, decidimos cenar en un italiano, en pleno centro de Valencia. Una maravilla, oye. Y tras una cena con mucho frío, nos fuimos a ver la Ofrenda, una de las cosas que más me gustan de todas las fallas. Pero como hacía demasiado frío, decidimos ir a Starbucks a tomar algo calentito y reponer más fuerzas, porque sobre las 00:00h habíamos quedado con Jordi, Susi y Victor para ir a ver La Nit del Foc. Cada año se superan más, fue increíble. Una vez acabada, seguimos la fiesta por nuestra cuenta y a las 4:00 de la mañana nos dio antojo de churros y a comprarnos media docena que fuimos. Sobre las 4:30 nos fuimos para el metro, y os puedo asegurar que las sardinas en lata tenían más espacio que nosotros en el metro.  A eso de las 5:15 estábamos en casa y mi dolor de pies, agradeció que me tumbara en la cama.

IMG_20140318_232034-horz

El día 19 no fue muy atareado, porque estábamos realmente cansadas. Pasamos la tarde en Valencia paseando por la Feria del Libro, y decidiendo que íbamos a cenar esa noche mientras veíamos la Cremà desde el balcón de casa. Todo un lujo. Pues bien, decidimos cenar Telepizza, que tienen ofertas muy interesantes, yo lo dejo ahí, y vimos como se quemaban las Fallas. En primer lugar la Falla Infantil y en segundo lugar, la Falla Mayor. Como cada año, los pelos se ponen de punta al recordar todo lo malo vivido que el fuego consume y la pena te invade al pensar que faltan 360 días para las Fallas 2015.

20140319_221555-horz IMG_20140319_215754-horz

El miércoles 20 fue el día más tranquilo de todos. Decidimos ir a comer al Parque de Cabecera, uno de nuestros lugares favoritos de toda Valencia. Ir allí creo que, al menos a mi, me relaja y me llena de paz. Es uno de esos lugares que, a pesar de estar en plena ciudad, te evade. No oyes ni coches, ni hueles la contaminación.. Solo hay que tumbarse en el césped y contemplar patos, cisnes, familias.. es genial. Pasamos una tarde genial, no sabéis lo bien que viene un poquito de sol.

IMG_20140320_144151-horz

Esa misma noche y sin pensarlo, para aprovechar nuestras ultimas horas juntas, hicimos algo que ya es prácticamente un ritual. Encargamos dos lasañas a nuestro Italiano favorito y eso que cenamos. La cara de Patri al probarla después de probarla tras unos cuantos meses fue adorable.

Y bueno, supongo que del dia 21: no hay mucho que contar. Supongo que si sois seguidores de nuestro blog, habreis leído la entrada que publiqué nada más despedí a Patri en la estación. Si no, tenéis un resumen de este día en concreto haciendo click aqui. 

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s