“Historias de…”: Carlos

Una semana más volvemos con una nueva historia. Carlos, activista LGTB+ en Lambda Valencia, nos cuenta como ha sido y es su realidad como chico transexual. La suya es la primera historia de una persona transexual que compartimos con todos vosotrxs. Esperamos que su testimonio llegue a mucha gente y que abran los ojos sobre la realidad de las personas transexuales.

lgbt-banner1

No olvidéis que podéis mandarnos vuestra propia historia personal o de amor, o incluso, cualquier cosa que quieras contarnos a nuestro mail: deaquialpans@gmail.com

Queridxs lectorxs:

Me llamo Carlos, y soy un chico transexual. Suena contundente, ¿verdad? Pues para llegar a poder decir esta frase he tenido que recorrer un largo camino que os contaré a continuación.

Todo empezó en la niñez. Yo me sentía diferente al resto de niñas y niños de mi clase, aunque tampoco sabía demasiado bien en qué. Intentaba autoconvencerme de que no era así porque quería creer que nada me distinguía de mis compañerxs. A medida que iba creciendo, esas diferencias se hicieron más notables hasta que llegué a la conclusión de que “quería ser un chico”. El problema es que, como he dicho antes, intentaba borrar ese pensamiento recurrente cada vez que aparecía. Tampoco tenía modelos o referentes en los que fijarme para salir hacia adelante, así que sufría una lucha interior bastante grande. 1669745_10204891420154669_450274201735139747_o

Con la llegada de la adolescencia/pubertad todo se acentuó. Ese pensamiento recurrente aparecía con mayor frecuencia, pero lo eliminaba porque lo creía demasiasdo radical… me daba miedo pensar en ello. Desde mi ignorancia más absoluta, tenía la esperanza de que, de un día para otro, mi cuerpo “mutase” y fuese como yo deseaba. Veía anuncios de televisión donde salían hombres afeitándose o catálogos de tiendas de ropa, me sentía identificado y esperaba algún día ser así. Pero la aparición de las características sexuales femeninas, hizo que comenzara a resignarme y a pensar que quizás era hora de “acostumbrarse a ser una mujer”, de ser como el resto, de que no había ninguna solución posible salvo la adaptación. 

Fui creciendo y parecía que todo estaba bien, incluso “me fijaba en chicos”, que era lo que en teoría debía hacer como mujer biológica. Pero de nuevo llegó la época de crisis. Ese “terrible” momento en el que me di cuenta de que me gustaba mi mejor amiga… y no sabía qué hacer. Poco a poco y después de mucho esfuerzo, fui aceptando que quizás me podrían gustar las chicas (abriendo las puertas a una posible bisexualidad, pero que cerré al cabo de un tiempo para abrir las de la homosexualidad).

¡Bien, ya lo tenía claro! ¡Me gustaban las chicas! Pero obviamente, queridxs lectorxs, la historia no acaba aquí. Cuando ya pensaba que había terminado “la pesadilla”, había cosas que no me seguían cuadrando. ¿Por qué cuando veía a dos chicas de la mano, seguía sin verme a mí como “una de ellas”? ¿Por qué no me sentía “identificada” con las mujeres lesbianas con un rol más masculino? Un día hallé la respuesta a esa pregunta.

Estaba viendo “The L Word”, una serie que trataba sobre la vida de un grupo de amigas lesbianas y bisexuales; cuando de repente apareció Max, un chico transexual que estaba en ese periodo de transición “de mujer a hombre”. Ya tenía la respuesta a todas mis preguntas, y sin duda, el único buen referente hasta la fecha. Dejé de ver la serie. Creo que la realidad se manifestó de una forma tan clara que me asusté.

Al cabo de un tiempo, y después de pensarlo muchas veces, decidí asistir a las reuniones del Grup Jove de Lambda. Sería una buena oportunidad para luchar por mis derechos, encontrarme entre iguales, conocer gente/hacer amig@s, etc. Y así lo hice, fue una de las mejores elecciones que he tomado en mi vida. Pero pasaron los meses, y me di cuenta de que me encontraba mal, pero no se trataba de un dolor físico sino que se trataba de un “dolor” anímico. Estaba inmerso en esa espiral otra vez… hasta que llegó el gran día, en mayúsculas.

Me desperté una mañana de domingo y me dije a mi mismo: “¡Sé valiente y afronta de una vez lo que te pasa! Sabes que nunca vas a poder ser una mujer, siempre has sido un hombre. ¡Asúmelo, deja de pensar en los demás y empieza a luchar por tu vida y por ser feliz!”

A partir de ese día nunca volví a dar un paso atrás. Empecé a empoderarme interiormente sin decir nada a nadie, buscando información sobre qué tenía que hacer para comenzar mi proceso transexualizador. Quería estar bien seguro de mí mismo para poder salir del armario con las personas que me rodeaban. Lo fui haciendo poco a poco… primero con mis amistades, después con mi familia y por último, en las redes sociales y mi entorno… hasta ser completamente visible.

No ha sido fácil llegar hasta donde estoy. No ha sido fácil luchar contra los roles que te marca la sociedad, contra “lo que debes hacer”. Pero lo cierto es que estoy feliz de cómo he andado este camino que os contaba al principio. A veces pienso que me hubiese gustado hacer las cosas de otra manera, haberme empoderado antes y mejor… pero entonces no habría sido mi historia, habría sido la de otra persona. Si cuando entré en Lambda me hubiesen dicho que a los 3 años de estar en la asociación, yo sería totalmente visible, cumpliría 1 año en testosterona (empecé con las hormonas en Noviembre de 2013) y estaría a punto de operarme, definitivamente, no me lo hubiese creído.

Para finalizar ya esta historia, solo me queda acordarme de mis amigas y amigos, familia, conocidas y conocidos que me han apoyado y han estado conmigo para que pudiera superarme día a día. Y como no, a Alba y Patri porque teniendo en cuenta la ausencia de referentes masculinos que hay en este país, me han dado esta oportunidad de visibilizar la transexualidad y visibilizarme a mí como hombre transexual.

Síguenos en nuestro Facebook y en Twitter para enterarte de todo. ¡Todas nuestras novedades LGTB+ al segundo!

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s