Respirar.

Cañonazos en el pecho. Eso es. Ya sé que suena contradictorio respecto al título, pero si pudiéramos expresar el ahogo de la desesperación, creo que no se diferenciaría mucho de eso; cañones, bombas entrando por cada centímetro del torso, explosionando repetidamente y sin descanso alguno para dejarte reaccionar, asimilar, pensar, asumir, aceptar la derrota. Punto y quiensabesifinal.

Como dice una canción de Vetusta Morla, “Propongo ser quien ponga el aire. Aunque esta vez, si no respiro, es por no ahogarme”. Más o menos, no se puede describir el miedo. Igual que no se puede describir el pánico a alguien que no lo ha sentido nunca. No lo sintáis jamás, es muy desesperante no poder avanzar. Yo lo definiría como impotencia. Ver cómo aquel lugar que era seguro dentro de ti, explota y no alcanzas a agarrar los trozos para unirlos como tú quieres que deben estar.

Quiero respirar tan fuerte que se rompa el aire. Estoy en un ‘game over’ y nadie me manda vidas, ni yo mismo. Y digo mismo. Y aquí sigo, mandando suplicas a un Dios que no existe, pidiéndole un imposible, pidiendole un cambio, con palabras que no escucho más que yo. Quizá todo. Quizá… Y un día, ves una luz. Te quedas sin saber qué hacer ni decir, los segundos se convierten en horas, el tiempo casi parece que se para, no pasa y te atormenta, como si de una burla se tratara.

Poco a poco, la flor que crece en ti se marchita, te transformas en nada, no necesitas comer, ni dormir… Estás vacíx por dentro. Lo único que encuentras en tí es algo que quiere salir y tiene miedo, mucho miedo. Pero quiere despegar… y respirar.

Respirar vida.

Anuncios

Un comentario en “Respirar.

  1. Hola Alba. Compartimos apellido 😉 Mi andadura por la vida es algo más larga que la tuya (tengo los casicuarenta), y quería decirte que abras la ventana y respires, que el aire no se acaba, aunque a veces nos lo parezca, la luz no nos abandona jamás, sólo hay que saber verla de nuevo. El miedo paraliza, y es una emoción más que tenemos que experimentar, sin miedo no hay cosas buenas. Así es la vida. Te da una de cal y otra de arena…y vas aprendiendo de cada derrota, de cada palo, y de cada alegría. Te mando un fuerte abrazo lleno de color y espero que veas pronto muy pronto esa luz, que nunca dejará de acompañarte… 😉

    Le gusta a 1 persona

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s